Tratamiento ´para la Colitis Gastroenterologos D.F.

0
507

Debe ingerirse gran cantidad de líquidos para reponer los que se han perdido, así como mantener dieta blanda basada en vegetales, frutas, jugos y carnes blancas.
Se prohíben vegetales crudos (cebolla, col, coliflor, pimiento, lechuga y rábano), carnes rojas o con mucha grasa, legumbres (chícharo, lenteja, haba, garbanzo y frijol), papas fritas, mayonesa, aceite, salsas picantes, condimentos, bebidas alcohólicas, café, chocolate y lácteos, ya que dificultan la digestión e irritan la mucosa intestinal.
El reposo también es muy importante para la recuperación del paciente.
En caso de colitis ulcerosa, el gastroenterólogo puede recetar analgésicos que no generen irritación en el tracto digestivo. En algunas ocasiones se recomienda el uso de antidiarreicos.

Si la colitis es provocada por amebas y parásitos, se recomienda tomar un antiamebiano o antihelmíntico para eliminarlos.
Las infecciones generadas por bacterias deben ser controladas a través del uso de antibióticos prescritos por el médico gastroenterólogo.
La enfermedad de Crohn, responsable de colitis granulomatosa, se controla con fármacos que reducen la inflamación y la agresividad del sistema de defensas del organismo.
Si la colitis se debe al uso de antibióticos, el paciente debe acudir de inmediato al médico que los recetó para estudiar la posibilidad de interrumpir su administración.
La colitis nerviosa mejora notablemente cuando el individuo aprende a manejar adecuadamente estrés y ansiedad. Puede ser útil la ayuda de un psicoterapeuta.

Algunos individuos con colitis llegan a presentar complicaciones severas, como perforación en la pared intestinal o hemorragias difíciles de controlar, y otros tantos no responden adecuadamente al tratamiento, por lo que se deben someter a intervención quirúrgica que elimine las partes dañadas del tracto digestivo.
 

SHARE