DR. ISIDORO WIENER CARRILLO
La Cirugía Moderna de Mínima Invasión: Laparoscopia Print
Written by   
Viernes, 17 Enero 2014 00:00

La era de la cirugía moderna se considera desde este último milenio. La creación de la video-cirugía y el desarrollo de la laparoscopía es una revolución considerada por muchos como la tercera revolución en cirugía, después de la anestesia y la era de los antibióticos. Esta revolución habría comenzado a fines de la década de los ochenta con la primera cirugía laparoscópica de la vesícula en el año 1985 realizada por Eric Muhe en Alemania, sin embargo no se popularizó hasta que se comenzó a realizar en Francia en el año 1987. Esta revolución de cirugía invasiva mínima o laparoscópica se ha expandido y desarrollado en los últimos 10 años en forma internacional. Como decíamos en la colecistectomía laparoscópica el crédito se le asigna al trío francés de Mouret, Dubois y Perissat y al trío americano Mc Kernan, Reddick y Olsen. Este último grupo fue el que introdujo la cirugía laparoscópica de vesícula en Estados Unidos en 1989 y a partir de ahí comenzó la revolución en el resto del mundo

Este desarrollo de la cirugía laparoscópica ha revolucionado y trastornado el mundo quirúrgico. Actualmente, las técnicas más modernas realizadas por video cirugía nos han permitido practicar operaciones sofisticadas a través de pequeños orificios. Si uno se pasea por las salas de operación hoy en día, en la mayoría de ellas las luces están apagadas y los cirujanos trabajan y operan en la oscuridad mirando un monitor. Todas las especialidades quirúrgicas se han dejado llevar e involucrado con la cirugía invasiva mínima. Si uno mira las listas de operación de un cirujano laparoscópico bien entrenado, son generalmente el doble de la lista de cirujanos que no se sienten cómodos realizando este tipo de cirugías.



Actualmente los cirujanos realizan este tipo de cirugía en casi cualquier espacio y en cualquier órgano del cuerpo humano, usando cámaras y vídeo monitores de alta complejidad asociado a instrumental especializado para ello. Primero se realiza un pequeño corte en la piel y se introduce un gas inofensivo como es el Dióxido de Carbono (Co2). Al introducirse en la cavidad abdominal, se expande creando un gran área de trabajo. A través de otros pequeños cortes adicionales e incisiones pequeñas se introduce un telescopio redondo unido a una video cámara y otros instrumentales quirúrgicos largos y angostos. De este modo, bajo gran magnificación y con el mínimo de trauma para el paciente, son examinados los órganos dañados o con enfermedad. Casi todos los órganos en el cuerpo humano se han hecho accesibles a la cámara del cirujano y al bisturí. Los cálculos en la vesícula actualmente son eliminados por vía laparoscópica removiendo la vesícula. Este procedimiento se conoce como Colecistectomía Laparoscópica, el cual es exitoso en más del 90% de los casos. Con esta nueva cirugía, en vez de varias semanas o meses de reposo y de limitación de las actividades, los pacientes actualmente reasumen sus actividades normales en una a dos semanas. Muchos otros órganos pueden ahora ser aproximados de una manera similar, tales como el estómago, intestino, páncreas, bazo, riñones todos los órganos ginecológicos, colon y cirugía de hernias. Últimamente, se han desarrollado procedimientos específicos para enfermedades en la vejiga y en la próstata en el caso de los hombres. A medida que la tecnología va mejorando e incorpora nuevos instrumentales quirúrgicos y mejores cámaras y sistemas de videos, las fronteras de la cirugía laparoscópica se van a expandir aún más. Idealmente en conjunto con esta expansión, el costo de esta tecnología va a tender a disminuir permitiendo a los cirujanos en todo el mundo practicarla.

Ventajas:


-Menor dolor posterior a la cirugía: permite a los pacientes levantarse y caminar a las pocas horas de la cirugía.
-Menor tasa de infección de la herida operatoria: tejidos delicados internos del cuerpo no son expuestos al aire ambiental, a diferencia de la cirugía abierta. Además, la video-magnificación permite manejarlos en forma más precisa y delicada, protegiendo órganos vitales.

Finalmente, debemos decir que la laparoscopía no es para todos. Por ejemplo, algunos pacientes con muchas cirugías previas y múltiples adherencias en el abdomen no pueden operarse en forma segura por vía laparoscópica y deben hacerlo por la forma tradicional abierta.

El futuro está aún abierto para esta revolución en cirugía y mejorará aún más con la introducción de nuevas generaciones de cirujanos bien entrenados en laparoscopía y con sólidas bases en computación y videotecnología. Sólo el tiempo dirá qué maravillas nos esperan en esta área.
 

Last Updated ( Sábado, 18 Enero 2014 00:44 )
 
Cirugía General, Laparoscopia y Gastroenterología Print
Written by   
Viernes, 17 Enero 2014 00:00

Las enfermedades del Aparato Digestivo son un grupo de trastornos funcionales y estructurales que afectan la Cavidad oral, Faringe, Esófago, Estómago, Intestino delgado y grueso, Apéndice cecal, Recto y Ano así como los anexos como las Glándulas salivales, Hígado, Vesícula biliar y Páncreas.


CirugiaEl diagnóstico es integral (anatómico, sindromático, estructural, funcional e histopatológico). Este conjunto de datos clasificados deben ser analizados por un médico especialista para integrar la información y planificar el mejor esquema de tratamiento para cada paciente.


El Aparato digestivo puede desarrollar enfermedades benignas y malignas, algunas veces sincrónicas o metacrónicas. El pronóstico del individuo depende del diagnóstico temprano o tardío ya que éstas enfermedades no distinguen sexo ni edad.
El tratamiento puede ser médico o quirúrgico.
 

En el área de Gastroenterología realizamos Diagnóstico y Tratamiento de los siguientes padecimientos:

1.  Enfermedad por Reflujo Gastroesofágico

  • Laringitis, Faringitis, Sinusitis, Bronquitis, Neumonía.

  • Esofagitis erosiva y no erosiva.

  • Esófago de Barrett (metaplasia intestinal).

  • Hernia de hiato

  • Manometría, pH metría e Impedancia esofágica


2. Enfermedad ácido péptica


  • Gastritis erosiva y no erosiva

  • Ulcera gástrica y/o duodenal

  • Estenosis pilórica péptica

  • Perforación gástrica o duodenal

 

3. Hígado y Vías biliares


  • Hepatitis (viral, alcohólica, infecciosa, química, etc.)

  • Colecistitis (alitiásica o litiásica) aguda y crónica

  • Coledocolitiasis

  • Disquinesia vesicular (Dolor por disfunción de la vesícula biliar)

 

4. Cáncer de Esófago

5. Sangrado de Tubo digestivo alto

6. Pancreatitis aguda, Pancreatitis aguda grave

7. Pancreatitis crónica

8. Cáncer de Páncreas

9. Enfermedad Diverticular del Colon

10. Enfermedad Diverticular del Colon complicada con


  • Diverticulitis

  • Sangrado de tubo digestivo bajo con o sin choque

  • Estenosis

  • Fístulas

 

11. Cáncer de Colon y recto

12. Apendicitis aguda y Apendicitis aguda complicada

13. Enfermedad Hemorroidal, Fisura y fístula anal.

14. Enfermedades de la glándula Tiroides

15. Enfermedades de las glándulas suprarrenales


  • Feocromocitoma

  • Aldosteronoma

  • Adenoma y Síndrome de Cushing

 

16. Hernias de la Pared abdominal y Pélvica

  • Epigástrica
  • Umbilical
  • Semilunar o de Spiegel
  • Inguinal
  • Crural, Obturatriz
  • Dorsolumbares ( Petit y Greenfield)


 

Last Updated ( Sábado, 18 Enero 2014 00:35 )